Educación y comunicación para la sostenibilidad

Actualizado: 8 oct 2021

La ‘sostenibilidad’ es un concepto polisémico porque tiene varias definiciones dependiendo de la corriente, la cultura, el contexto y la disciplina académica donde es utilizado. Desde la red Mujeres y Sostenibilidad, facilitamos la construcción de nuevos saberes y conceptos que son propios del pensamiento y la perspectiva de la mujer latinoamericana. Por ello, fomentamos a través de encuentros académicos y colaboraciones el diálogo entre mujeres diversas para visibilizar sus contribuciones y lograr su participación plena y equitativa en estos espacios.


Fue así que el pasado 11 de septiembre del 2021 junto con la universidad EAFIT (Medellín, Colombia), abrimos un espacio para que las mujeres de toda Latinoamérica compartieran sus experiencias, retos, sabiduría e inquietudes acerca de la educación y la comunicación para la sosteniblidad. (ver video aquí)


Sostenibilidad: ¿Qué es? ¿De dónde viene? (min. 2:22)


La etimología de la palabra sostenibilidad tiene tres dimensiones: económica, social y ambiental. Así, el desarrollo sostenible es un concepto que se entiende como aquel que logra satisfacer esas necesidades del presente de continuar desarrollándose sin comprometer los recursos que van a ser necesarios para el futuro. Este concepto ha sido muy criticado. En parte, las críticas afirman que no es posible seguir desarrollándose sin comprometer los recursos del futuro - de hecho ya lo estamos haciendo. Por otra parte, el concepto de desarrollo – como lo entendemos hoy – es un modelo impuesto en nuestras sociedades y culturas, con fines muy específicos. Cabe preguntarnos: ¿por qué seguimos estos modelos? ¿Existen otros más acordes con nuestras realidades?



A partir de estas críticas, gran parte de lo que hacemos dentro de los espacios de la red Mujeres y Sostenibilidad es darle más contenido a ese a esa palabra. Fue así como llegamos a nuestros tres principios: biodesarrollo, intercambio y protagonismo femenino.


El biodesarrollo (ver nuestro evento sobre biodesarrollo aquí) fue un concepto que surgió muy temprano en nuestro recorrido como una alternativa viable al ‘desarrollo sostenible’. Este es un enfoque renovado donde la naturaleza, la vida y las culturas son el centro del avance social, el bienestar y de nuestro enriquecimiento y el de nuestro entorno. Se aboga por un bienestar para toda la humanidad, priorizando la vida como centro y base de cualquier emprendimiento (económico, social o cultural). Solo así creemos que se puede lograr un verdadero equilibrio.



Comunicarnos para educarnos


La relación entre educación y comunicación es intrínseca. En cada interacción hay una conexión entre lo que cada persona ha aprendido en su individualidad y lo que hace en su contexto; en cómo interactuamos compartimos información, y aprendemos conforme al resultado de ese encuentro. Como mujeres dentro de este espacio, hacemos el esfuerzo por cambiar una narrativa dominante, vernos como mujeres con características y necesidades propias.


Comunicación estratégica (min. 8:10): la comunicación estratégica lo que busca es justamente encontrar esos valores estratégicos de la relación entre personas.


Estrategias para la comunicación (min. 14:36):



Un camino en (de)construcción


En el proceso de creación de la agenda participativa (min.18:18), las mujeres que asistieron al evento decidieron abordar los temas propuestos grupalmente. Así, se empezó por deconstruir la sostenibilidad para entender cómo vivirla. Luego, se habló de cómo comunicar sostenibilidad con el propósito de generar una transformación positiva. Terminamos por incluir la sostenibilidad como valor agregado para mercados específicos.


Entre los temas que se abordaron están:



Desarrollo sostenible (min. 21:18)
  • Como se mencionó anteriormente, el desarrollo sostenible en su significado tradicional tiene tres dimensiones: ambiental, social y económica. Así, la descostrucción de la sostenibilidad está atravesada por esas dimensiones.

  • Las esferas económica, social y ambiental realmente no van separadas. Las separamos para entenderlas y para definirlas más claramente. Sin embargo, son concéntricas. Así, si queremos mantener un equilibrio, nunca debe haber una acción económica que vaya por un lado diferente a lo ambiental o a lo social.

  • En esencia, ya se viene haciendo una deconstrucción de la sostenibilidad. Se ha dividido cada esfera en partes más detalladas, e.g. la prosperidad, el bienestar, la paz, equidad, inclusión, la regulación, etc.

  • Se resaltó la necesidad de, dentro de esta deconstrucción, encontrar cuál es el mensaje específico que se quiere transmitir para no seguir saturando con información.

  • La responsabilidad social empresarial busca equilibrar estas tres esferas. En el proceso de ser sostenibles, las organizaciones también se enfrentan a que deben seguir manteniendo su ejercicio o 'razón de ser'. Este, a su vez, es un proceso de deconstrucción como organización. Grupos empresariales empiezan a enfrentarse por un lado a la viabilidad de la sostenibilidad y, por el otro, a la viabilidad de sus operaciones.

  • Cabe resaltar la importancia de la cultura como facilitador y motor de las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible.


Emprendimientos verdes (min. 27:44)
  • A raíz de la pandemia, hay una población que está queriendo reactivarse. En gran parte, se han creado emprendimientos de gente jóven que ya tiene una idea acerca de la importancia de la sostenibilidad. Sin embargo, hay bastantes retos en crear emprendimientos sostenibles, que incluyan análisis de costos, mercadeo, etc.

  • Los emprendimientos pueden ser costosos financieramente y en términos de tiempo. Sin embargo, no hay mayor diferencia en las inversiones económicas o de esfuerzo que requiere emprender verde o emprender en general. El emprendimiento sostenible se posiciona como un valor diferencial agregado.

  • Donde hay quizás diferencia, es en que muchas veces hay que hacer una pedagogía como emprendedores verdes explicando el porqué del emprendimiento, el uso y elaboración del producto o servicio, los insumos, etc.

  • Esta labor pedagógica y de comunicación con diferentes segmentos del mercado (interactuar, escuchar, aprender) es una de las más importantes de los emprendimientos verdes.


Compartir la sostenibilidad (min. 35:36)
  • Compartir experiencias y sabiduría en espacios como el de esta red es de suma importancia para fomentar un aprendizaje continuo, el intercambio de conocimiento y tecnología, retomar saberes tradicionales para ponerlos en el presente, y encontrar apoyo mutuo.

  • Además, cabe resaltar la importancia de compartir con aquellas personas que están en nuestros contextos particulares (en vez de tratar de adaptar narrativas o modelos impuestos desde otros contextos).


Comunicar para transformar (min. 37:40)
  • Conocer nuestro entorno, lo local, es primordial para entender y comunicar la sostenibilidad.

  • Ese conocimiento de lo contextual es transformador, como lo ha demostrado la pandemia.

  • En términos de la comunicación estratégica, escucharnos, ser más empáticos, cuidarnos mutuamente, nos lleva a tener esa capacidad transformadora en lo que comunicamos.

  • Los elementos de transformación están muy cerca de nosotros actualmente. La pandemia, los movimientos sociales que han surgido, la conexión a través de la virtualidad, nos han ayudado en ese proceso.


Una visión holística (min. 40:51)
  • La comunicación para la sostenibilidad va mucho más allá de la dimensión económica y de consumidor. Van desde cómo nos relacionamos como humanos, con otros seres vivientes y con seres no vivientes.

  • La tendencia es a hablar en términos económicos ya que el mensaje más contundente es que estamos consumiendo más de lo que el planeta puede tolerar. Sin embargo, cabe reflexionar sobre el origen y el propósito de este mensaje.

  • Dentro de comunicar auténtica y verazmente, se resalta la necesidad de vivir la sostenibilidad con integridad, en todo lo que hacemos.


Elementos para la comunicación (min. 50:21)
  • ¿Qué prácticas culturales son importantes de reconocer cómo sostenibles?

  • Hay una necesidad especial, como mujeres latinoamericanas, de deconstruir las narrativas eurocéntricas alrededor del ser humano como consumidor y productor para darle contenido a la sostenibilidad.

  • El periodismo y los medios de comunicación tienen una responsabilidad grande en cómo se comunica la sostenibilidad. Por un lado, la responsabilidad de distinguir y resaltar cuando hay discursos falsos alrededor de la sostenibilidad; y por otro, disminuir la brecha entre la ciencia y el resto de la sociedad.

  • Es importante también aterrizar la ‘sostenibilidad’ y que no se convierta en una quimera.

  • Así mismo, la comunicación más efectiva es una que sea creadora y motivadora, y no alarmista.


Comunicación para la niñez y la juventud (min. 56:40)
  • Actualmente hay una generación que se educa, se comunica en redes y entiende la importancia de la sostenibilidad. Esto es una gran oportunidad.

  • Es crucial integrar a la juventud y a la niñez en estas conversaciones.

  • Por un lado, debemos dar un mensaje alentador sin hacer creer que las cosas están mejor de lo sabemos están.

  • El mensaje puede ser uno de cómo afrontar los cambios (o las crisis) actuales y futuras, resaltando la importancia de apoyarnos durante ese proceso. Este es un mensaje de reconexión y empatía que puede llegar a ser muy motivador.

  • Para los adultos hay una complejidad en llevar a cabo esta comunicación ya que existe mucha incertidumbre acerca del futuro que nos espera. Esto no lo hemos vivido anteriormente. Todos estamos aprendiendo cómo hacerlo a medida que lo vivimos.

  • Las universidades tienen la capacidad de articular a varios actores (comunidades, empresas, gobiernos) para trabajar conjuntamente en este proceso.


Cambiar lógicas para la sostenibilidad (min. 59:44)
  • El tejido social ha empezado a recobrar una importancia particular en procesos sostenibles.

  • Cambiar, o evolucionar, la lógica capitalista actual es indispensable.

  • Debemos pensar más a fondo lo que significa la economía circular donde un producto se produzca para ser reutilizado por largo tiempo.

  • Además, el enfoque de género es clave. ¿Cómo redireccionamos la sostenibilidad para darle mayor visibilidad a los valores que tradicionalmente se han relacionado con lo femenino: lo sensible, lo delicado, la naturaleza, lo suave, etc.? Esto es la base para cambiar narrativas.


Continuar nuestro proceso de aprendizaje

Para continuar la colaboración en temas de comunicación y educación para la sostenibilidad, hemos creado un foro. Allí encontrarás documentos, ideas, convocatorias e invitaciones a más proyectos y eventos sobre el tema.

¡Por favor escribe en el foro y da a conocer tus proyectos!


Además, estaremos participando en el 2do Congreso de Marketing y Sostenibilidad de la Universidad EAFIT, que tendrá lugar del 10-12 de noviembre de 2021 (min. 1:06:19). Te invitamos a que te inscribas y continúes el trabajo aquí iniciado.







127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo