¿Qué soñamos las mujeres?


¿Porqué prospectiva ecofeminista?


Al inicio de nuestra colaboración para el primer evento conjunto sobre tejer redes entre conservación y sostenibilidad, algunas integrantes de la Red de Mujeres en Conservación de Latinoamérica y el Caribe y la Red Mujeres y Sostenibilidad notamos que debíamos continuar esta co-creación de saberes. Así, nos fuimos uniendo alrededor del ecofeminismo y la prospectiva.


Poco a poco, a lo largo de nuestro intercambio de ideas y experiencias, nos hemos acercado a una visión y un análisis ecofeminista, aunque quizás sin saberlo en un comienzo. Desde la fundación de la red Mujeres y Sostenibilidad, hemos resaltado principios que queremos sean visibilizados para lograr un mundo más equitativo. Estos principios, y otros, también son recalcados desde la perspectiva ecofeminista. Vemos como ejercicio muy valioso tomar el trabajo de esta corriente de pensamiento y construir sobre él, para avanzar hacia la creación de contextos inclusivos, donde se respete la vida.


El ecofeminismo, “un pensamiento crítico que cuestiona el pensamiento actual que se rige por una razón instrumental que solo se mueve por beneficios a corto plazo y una mercantilización del mundo”, busca avanzar hacia otro mundo posible. A su vez, la prospectiva es una herramienta que nos permite entender problemas complejos y hacer posibles mundos alternos, hacer posible nuestros sueños.


Así, dimos inicio al primer taller del Ciclo Hablemos de Prospectiva Ecofeminista: ¿Qué soñamos las mujeres? que se llevó a cabo el 5 de julio del 2021. El principal objetivo del ciclo de talleres es lograr la aproximación a los métodos de la prospectiva y su aplicación en estrategias del ecofeminismo. Dicho de otra forma, buscamos utilizar la prospectiva para crear un mundo donde la naturaleza y la vida sean base para sociedades conscientes, responsables y solidarias.



Un enfoque feminista, desde la perspectiva latinoamericana


Las participantes, que llegaron desde casi todos los países latinoamericanos, empezaron por darnos sus ideas acerca de cómo sueñan el ecofeminismo. María José Benítez dirigió este proceso creando una nube de palabras con los aportes de las participantes (ver video min. 7:07).




Para entender el ecofeminismo, es necesario resaltar la historia del feminismo. Natalia Naranjo (ver video min. 10:50) nos explicó las olas del movimiento feminista que nos han traído al presente, empezando por la búsqueda de derechos humanos para las mujeres a finales del siglo XIX y principios del XX. Y es que sólo llevamos poco más de un siglo logrando derechos fundamentales. Aunque aún falta mucho por recorrer, hemos avanzado significativamente.


Hoy nos encontramos en una ‘tercera ola’ de feminismos, dónde se ha destacado la interseccionalidad con diferentes escenarios de discriminación (razas, naciones, sexualidad, etc.). Aquí surge el ecofeminismo: la unión y diálogo entre ecología y feminismo. Se distinguen dos corrientes ecofeministas: el esencialismo (que liga el valor de lo femenino a la maternidad, a lo espiritual y lo místico) y el constructivismo (que relaciona ese rol femenino a una construcción social). Éste último resalta que la ecología y las relaciones sociales están subordinadas a la ‘economía’ – otra construcción social.



¡La imaginación al poder!


Tatiana Aguilar nos recordó que debemos aprender a ser niños otra vez, a usar nuestra imaginación para crear futuros deseados (ver video min. 18:08). Así, nos ofrece la prospectiva como herramienta para la creación de esos futuros y hacer posible nuestros sueños.


Específicamente en cuanto a la prospectiva ecofeminista, nos explicó Tatiana, podemos aplicar métodos, conceptos y técnicas para:

  1. Identificar escenarios futuros en un sistema de inteligencias colectivas, y

  2. Diseñar políticas públicas, planes, programas, proyectos y acciones estratégicas modificando paradigmas para construir hoy un mejor futuro.

A partir del ejemplo del uso de la prospectiva para crear la agenda de la Red de Mujeres en Conservación de Latinoamérica y el Caribe, pudimos entender cómo se utiliza esta herramienta en la práctica.




Simulando el futuro próximo


Las participantes, a través de un juego de simulación creado por Tomás Miklos (ver video min. 44:10), identificaron elementos claves de prospectiva: riesgos, capacidades, acciones actuales y futuras.


La simulación nos llevó al año 2030, en menos de una década, donde nos formuló el siguiente contexto (el cual ya se vive en muchos lugares hoy en día):


“Año 2030. Los suministros de agua son escasos y la flora y la fauna continúa un proceso de extinción, cada vez más acelerado.

Nuevos virus y mutaciones han exterminado grandes poblaciones humanas y las farmacéuticas no liberan las patentes de las vacunas existentes.

Estamos al borde de la extinción como especie…”



¿Qué podemos hacer hoy, para sanar el planeta?


Con esta pregunta volvimos a la sala principal para compartir las ideas que surgieron en los grupos de trabajo.


Cuatro participantes compartieron los resultados del ejercicio. Lorena Coria, Mariela Borgnia, Amarilis Lainez Quinde, María Jiménez (ver video min 49:00) nos hablaron de los riesgos, capacidades y acciones que tomamos y podemos tomar a futuro.



Los riesgos comunes que se identificaron fueron: la falta de toma de decisiones por parte de mujeres y por comunidades diversas y vulnerabilizadas, la indiferencia, continuar con un sistema capitalista / extractivista, entre otros.


Sin embargo, se destacaron varias capacidades existentes y comunes a mujeres de Latinoamérica: La resiliencia, la capacidad de organización y formación de redes, lo apasionadas y comprometidas, y el interés por promover justicia y equidad social fueron las más importantes durante este ejercicio.


Se resaltó que existe aún una brecha entre hombres y mujeres para llegar a posiciones de toma de decisiones estratégicas. También se reconoció que debemos continuar recogiendo saberes diversos y ancestrales de nuestras culturas para así visibilizar y continuar co-creando juntas mientras apoyamos el desarrollo de capacidades importantes para sanar en comunidad. La colaboración, el desaprender y reaprender, y la visibilización de todo ser viviente se expuso como acciones primordiales a tomar.


Remendar, apoyar y co-crear, para seguir tejiendo juntas (y juntos).


Antes de cerrar el taller, María José (ver video 1:04:30) nos hizo una última pregunta para reflexionar sobre el trabajo en equipo: ¿Qué haces para convertir ese sueño en realidad?


Aquí les dejamos el resultado:



Creemos que así, vamos por el camino correcto en esta co-construcción. A través del intercambio de conocimientos y experiencias, nos seguimos empoderando, seguimos aprendiendo y juntas seguiremos persistiendo.



Próximos eventos del ciclo


El ciclo Hablemos de Prospectiva Ecofeminista tendrá 3 talleres donde nos enfocamos en la prospectiva como herramienta para co-crear el futuro, con una mirada ecofeminista.


En los siguientes eventos (5 de agosto y 5 de septiembre del 2021) abriremos espacios para encaminar políticas públicas, planes, programas y proyectos, aplicando métodos prospectivos. Retomaremos el primer ejercicio conjunto, para seguir la construcción, y así avanzar en este camino que estamos recorriendo entre todas: Tejiendo, remendando, sanando y construyendo.


Te invitamos a registrarte aquí para continuar el trabajo que hemos comenzado:



¡Esperamos puedan unirse!

60 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo